diumenge, 18 de gener de 2015

Con permiso, la Canción del Ser

A Filolist, el grup de Google de professorat de filosofia, s'ha obert un petit debat a partir d'un video on un jove professor americà explica alguns aspectes de la filosofia de Locke. "Em nego a fer el pallasso! protesten uns, mentre altres aporten altres videos i poc a poc l'humor s'instala en el debat ... ja hem arribat al conegut Epistemologia de Les Luthiers.

Aquella polèmica ha desfermat la memòria d'un company de jubilació, que m'escriu: 
"En plan ya de profesor carroza de Filosofía te pongo un ejemplo personal (“¡Qué viejo me siento contando siempre batallas pasadas…! y mira que procuro morderme la lengua, pero no hay manera cometo siempre en el mismo error): Eran los cursos 74-79, en plena transición franquista. Trabajaba en el Instituto Eugeni D’Ors de Badalona (En Badalona entonces sólo había dos: El nº 1, el Albeniz y el nº 2, el Eugeni D’Ors). La dirección del centro era una Asamblea (15 profes, 15 alumnos y 15 padres). Esta Asamblea de directrices anarquistas en la práctica se hacía ingobernable por lo que finalmente los profes que defendíamos “la dictadura del proletariado” conseguimos que se hicieran con la dirección los del PSUC. ¡Qué años! Éramos unos diez profes de filosofía entre diurno y nocturno. Teníamos aulas propias para enseñar filosofía. Como reinaba la acracia, las clases se decoraban a gusto del profesor y de los alumnos. Recuerdo entre otras cosas las paredes con grandes pinturas surrealistas de tíos y tías desnudas mostrando sus penes y vaginas en plan Dalí. ¿Qué dirían los alumnos de ahora? Je, je… Pues bien, un colega trajo un día a su clase nada menos que a García Calvo para que les hablara sobre el Ser de Parménides. García Calvo retiró todas las sillas de la clase, les mandó sentar en círculo y a su alrededor. Se puso en plan yoga con los brazos abiertos, los ojos mirando al techo y se pasó casi toda la hora que duró su explicación repitiendo siempre lo mismo “El Ser es, el No-Ser no es”. Yo alucinaba viendo a aquellos alumnos, tan movidos y ácratas, obnubilados y sin pestañear. Al día siguiente yo tenía que explicar el mismo tema a otro grupo de alumnos de BUP. Di la clase creo que con un aceptable nivel académico, pero me cabreó ver que algunos bostezaban o no prestaban atención. A la siguiente clase, me llevé un casete a clase y les puse la canción del Ser, del cantautor Chicho Sánchez Ferlosio (el hijo de menor de Sánchez Mazas y hermano de Rafael el escritor). Escribí la letra en la pizarra, la comentamos y a continuación les hablé de Parménides. Te adjunto la canción por si no la recuerdas o no la habías oído. La motivación fue grande. Los alumnos salieron hablando de Parménides y cantando la canción."


L'orelles recorda un dels seus primers posts, ara fa més de set anys (també ens sentim abueletes!), on mostravem amb orgull el material didàctic d'un nas de pallasso i contavem l'anècdota, de com, per la mateixa època que el meu col·lega Ch., en Germinal, el combatiu delegat de tercer de BUP de lletres, es rebaixava a afalagar-me amb moxaines perquè repetís a la seva classe la broma de posar-me el nas de pallasso.